DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS

 RETOS DE MEJORA

 

  El ser humano comete errores por naturaleza, esa es la primera cuestión a aceptar por parte de todos nosotros.  Bueno, la verdad es que miento, hay un par de excepciones: son dos tipos de personas que no "cometen" errores,  no pasen las comillas por alto, les ruego:

-Las personas poco inteligentes: por no tener la capacidad de analizarse y encontrar sus erratas en la conducta.

-Las personas soberbias: por no tener la humildad de admitirse a ellos mismos,  aquello que hicieron mal.

 En ambos inmaduros casos, nunca encontrarán errores, pues entienden que todo lo que no les sale bien es exclusiva responsabilidad de los demás, o del destino.   Lo siento por ellos, pero la perfección humana no existe.   Navegan en un barco fantasma.  Huyen de su responsabilidad, y eso les hace incapaces de evolución a mejor.

 

 Huelga aclarar, que este artículo hace mención a esos errores que son sistemáticos en la conducta de afrontamiento de la persona.  Aquellos fallos, que se repiten una y otra vez en determinadas situaciones sociales, laborales o personales. 

Los errores aislados, debidos a circunstancias puntuales, o a efectos de la suerte y el destino, no entran dentro de esta disertación psicológica.   Es en el fracaso sistemático, donde subyace una causa de ocurrencia, que tenemos que buscar en nuestro afrontamiento viciado.

 Hecha esta anticipada aclaración, queremos afrontar el concepto "error" desde un punto de vista positivo y útil para el crecimiento humano. 

En aras de lograr el objetivo de reflexión que hoy propongo, voy a sustituir la palabra "error" por otra con mucho más valor pedagógico y menos dañina para la autoestima: "Reto de mejora".

 Cuando algo sale mal de manera habitualmente repetida, entramos en una situación que requiere de nuestro esfuerzo de análisis.  Es en ese punto crítico, donde podemos encontrar la oportunidad de crecer, analizando lo que NO hacemos de la mejor manera posible.     

Cuando detectemos un reto de mejora, la actuación idónea no es intentar que se extinga esa respuesta conductual, sino encontrar la causa que la motiva y trabajar para cambiarla.  Haciendo un símil con la salud física, cuando nos resfriamos, el objetivo no es dejar de estornudar, sino curar el resfriado causante del estornudo, esto hará que se deje de estornudar automáticamente. 

El problema no es el síntoma, es la enfermedad que lo produce, de manera que al curar esta, el síntoma desaparecerá.

 Con el fin de llevar esta teoría a la práctica de nuestras relaciones personales...

Las personas que en el tema de las relaciones sentimentales, siempre dan con un mismo tipo de amante tóxico, no deberían achacar esos fiascos, a la mala suerte o a la generalidad defectuosa en el sexo opuesto.  En ese ejemplo tan repetido de la sociedad actual, es responsabilidad de cada ser, analizar qué hay en su afrontamiento que le lleva a buscar soluciones tan perjudiciales.   

Mirarnos a nosotros mismos para detectar cuales son las motivaciones internas que nos llevan a la acción.  Algunos de estos motivadores al fracaso repetido, de este ejemplo de situación, pueden ser:

-Carencias en autoestima (necesidad excesiva de ser alagados, y por extensión vulnerabilidad a quien nos adula). Las personas que se sienten feas por dentro o por fuera, y encuentran a alguien que les dicen lo contario, se rinden a esa persona...cuidado con el manipulador malintencionado.

-Necesidades varias sin resolver (ya sea desde el punto de vista del cariño, la sexualidad, o simplemente la atención y los cuidados que nos obsequia una pareja).

-Ansia por encontrar y conseguir el amor (la presión por conseguir el amor,  nos hace aceptar el primer peligro que llame a la puerta de nuestro corazón).

-Necesidad social de no verse en solitario por la andadura cotidiana. (Como analizamos en nuestro reciente artículo "Las sillas musicales").

-Exceso de ímpetu y energía.  Hay personas que tienen mucha activación (inquietas y nerviosas). Estas, si NO la canalizan bien a diario tanta energía corporal (aquí está la causa), se ven presas de su ansiedad por evitar el aburrimiento y la monotonía, aceptando cualquier aventura fácil e ilusionante, por muy nociva que aparente ser.

 Existe un sin fin de causas y motivos "internos defectuosos" a la hora de afrontar las emociones y las situaciones diarias, que nos hacen caer una y otra vez en el fracaso.  Si los encontramos, si los trabajamos con inteligencia emocional, y los modificamos, creceremos como personas...entonces el éxito se hará hábito.  ¡Triunfar, se entrena!

 Si somos, inteligentes, maduros y humildes, veremos una oportunidad en cada "Reto de mejora", podremos aprovechar esas lagunas en nuestra forma de ser y actuar, para cambiarlas y obtener mucho más éxito en nuestras aventuras del vivir.  Esto redundará en una mejora de nuestro bienestar y la búsqueda de la felicidad.  El gran beneficiario de encontrar un reto de mejora, y ponerle solución...

... es uno mismo.

 Ánimo, encuentra tu primer reto de mejora y supéralo.  Lucha por ser una mejor versión de ti mismo.

 Pd: cuidado con acumular muchos retos al unísono, nos puede dar una imagen "deprimente de nosotros mismos", los retos de mejora mejor afrontarlos y superarlos uno a uno, eso sí, sin pausa ni excusas autocomplacientes.

S.V.R 

 

 

 

 

 

  

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page