DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

MIRARSE AL ESPEJO

 

  Las personas que no disfrutan de su agraciada presencia, es más las que sufren de una baja autoestima en ella, tienen tendencia a evitar los espejos.  Dicha tendencia se refleja, o más bien no se refleja, en pasar rápido y mirando hacia delante ante superficies que devuelven nuestra apariencia física.   Sufren cuando se miran, porque no les gusta lo que ven, y cuando se ha cansado de sufrir, dejan de mirar.

  El porcentaje de la población que experimenta esta desagradable sensación físico corporal no es muy elevado. La pregunta ahora, es:

¿Cuántas personas hacen lo mismo cuando lo que miran es el reflejo de su interior?

  El ser humano siempre ha tenido la pretensión de engañar a su propia mente, despreciando el poder y la grandeza de esta.  Este intento de ocultarse ante sí mismo, nos ha hecho configurar auténticos laberintos emocionales para ocultar nuestra propia esencia. Nos ha hecho generar represiones o autoengaños, así como un sin fin de trucos sin futuro de felicidad (de hecho la exageración de estos remiendos suele conllevar trastornos psicológicos clínicos, antes o después).

  Llegados a este punto, las personas que huyen de los espejos que les devuelven una fotografía de su interior, firman la sentencia de no mejora.  No hacen más que asegurarse una inconsciencia de sí mismos, que por extensión les impedirá crecer y desarrollarse.  En resumen…les impedirá trabajar su felicidad.

 Queremos desde este artículo, en DESARROLLO PERSONAL Y PSICOLOGIA; llamar la atención sobre este primer síntoma fundamental para detectar la persona insatisfecha consigo misma:  “Evitar pararse a observarse y a conocer su interior”.

 La sospecha miedosa de sufrir por no encontrar un resultado agradable respecto de múltiples dimensiones de la vida interior como: las emociones y la génesis de estas, los pensamientos o ideas sobre su vida, el objetivo de su existencia, las valoraciones de defectos y virtudes personales, las sensaciones de fracaso u orgullo con lo vivido hasta el presente; es quien impulsa a seguir mirando hacia otro lado cuando un espejo quiere reflejarnos el alma.

 

  Es obvio que engañarnos a nosotros mismos es el mayor de los pecados. Y aunque también nos sirva de mecanismo de defensa para no sufrir, hemos de ser fuertes para desechar dicha defensa y avanzar hacia la profundidad de nuestro ser.  Afrontando lo malo que encontremos,  para poder primero aceptarlo y luego trabajar en su mejora.

  Como bien dijo alguien sabio:  

“Lo malo que hoy encuentro en mí, es lo que me permitirá ser feliz mañana”.

 S.V.R

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page