DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

¿LOS CELOS SON MALOS?

 

  Los celos son un mecanismo de defensa que protege la relación de su ruptura. Cumplen una función natural y útil de para la supervivencia de la relación...Sirven de alerta, siempre y cuando se ajusten a unas situaciones concretas objetivaamente peligrosas, y su grado no sea excesivo. 


Los celos son normales cuando realmente hay un motivo de preocupación.  Ej: una persona nueva que se conoce e intenta seducir a uno de los miembros de la pareja, aparece un antiguo amante, uno de los cónyuges manifiesta dudas sentimentales sobre un tercero, existe un historial previo de infidelidades, etc.



El problema lo encontramos al presentarse alguno de los casos siguientes:

1) Los celos aparecen en muchas situaciones que no son nada amenazantes en realidad.  Nuestra pareja siente celos de personas, que manifiesta y claramente nosotros no nos interesan nada.  El celoso ve fantasmas donde no los hay.  Es decir se siente amenazado por cualquiera, incluso aunque esté claro que ese cualquiera no nos interesa ni atrae lo más mínimo.

2) La magnitud de los celos es excesiva llegándose a un punto que el celoso se descontrola y entra permanentemente en un estado de frustración, irascibilidad, preocupación, tristeza, etc.  Esto le lleva a presionar a su pareja, coartar su libertad, vigilarla, investigar y preguntar constantemente por sus actividades, todo ello termina por convertir el ambiente de la relación en algo insoportable.

 


  Las causas que pueden llevar a una persona a mostrar estos signos de celos patológicos son múltiples, aquí os presentamos algunos ejemplos:
 
-Una baja autoestima sobre sí mismo. No se siente un buen partido para su pareja (pronostica o se espera que cualquier otro sea capaz de seducir, enamorar y hacerla más feliz que él).
-Baja valoración de su propio atractivo físico en relación con el del cónyuge.  O de su propio atractivo en relación con algún pretendiente del que se sospecha.
-Una visión sobre el sexo opuesto negativa y recelosa.  Ej: “todos los hombres van buscando lo mismo”.
-Una visión negativa del mundo y de su futuro, (se espera que al final no podrá mantener a su lado a la persona amada, viendo en cada situación al verdugo de su relación).
-Unas experiencias traumáticas con engaños sufridos ante anteriores parejas.
-No haber podido superar la desconfianza generada por anteriores deslices de la actual pareja.
-Un desconocimiento total de las actividades y vida fuera de la pareja del cónyuge.
-Una necesidad de control y dominio sobre las circunstancias y las personas que le rodean,  etc.

-Una visión de su pareja como excesivamente apetecible para las otras personas.  Sensación de que habrá batallones de pretendientes/as asediando su castillo.

  Podemos encontrar otras muchas creencias desviadas, propias de cada persona.
Si sufres alguna de estas situaciones, estaríamos hablando de que una pareja tiene un problema con los celos.  Es en este caso cuando hemos de buscar intervención profesional para resolver una situación que está destinada a la infelicidad constante o a la ruptura final de la relación.


  Dicha intervención se puede orientar al trabajo directo con componente celoso de la pareja; o al apoyo al cónyuge no celoso para sobrellevar, afrontar, y en alguna medida ir cambiando desde dentro la actitud del celoso. 

                                                                                                                         
                                                                                                                                                   Salvador Velarde Ruiz

 

 

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page