DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS

 

FECHAS SEÑALADAS       

  Resulta harto curioso para una mente analítica en lo psicosocial, como la de un servidor, observar como en ciertas fechas del calendario, hemos de mostrar unas determinadas actitudes con los demás: juntarse con una familia y mostrar la gratitud por tenerla, cenas de empresa con esos compañeros que el resto del año apenas proponemos un tapeo de media hora,  obsequiar una limosna a aquellos que sufren el frio de una acera, y así, un sin fin de gestos "navideños"; por ejemplarizar con las más famosas e inminentes fechas.

  Estas actitudes de dos semanas en una sociedad hipócrita, que visibiliza el resto del año el desinterés por las emociones ajenas,  me hacen pensar...

...existen en nosotros... y somos capaces de ponerlas en práctica.  Ahora me pregunto, ¿por qué no el resto del tiempo?

  ¿Por qué solo la navidad es la época de querer a los tuyos?...o a los míos... o a los de quien sea, ¿eso implica que el resto del año es la época de ignorar a los tuyos...o a los míos... o a los de quien sea?

  ¿Sólo es triste en noche buena, que haya un mendigo acostado entre cartones y cobijado en el cajero de una sucursal bancaria?  ¿De verdad pensáis, queridos lectores, que ese desafortunado ser, el resto de las noches del año sufre menos por sus ínfimas condiciones de subsistencia?

 

  El resto del año también hay gente que sufre, el resto del año también hay personas que estaban en nuestra vida a las que podemos llamar para desearles una feliz existencia,  el resto del año también hay compañeros de trabajo con los que compartir momentos de relax y diversión.  Si lo podemos sacar en navidad, es que lo tenemos dentro.  Y si está en nuestro interior debemos esparcirlo a los cuatro vientos.  La navidad debería durar 365 días.  O mejor escrito, la navidad no debería existir como tal,  porque debería ser el espíritu de la vida. 

  Me gustaría que todos ejercitáramos estas fechas, nuestra capacidad de reflexionar por lo que hacemos cada día, cada semana de nuestras vidas.  Y no estaría mal apuntarse al bando de la autocrítica de vez en cuando, y darnos cuenta de que en muchas actuaciones y conductas, somos demasiado poco de nosotros y mucho del rebaño social. 

  No sé si este artículo sería suficiente para levantarse contra lo tradicional, y hacer de la bondad personal un estilo de vida que dure 365 días.  No sé, si esta disertación psicológica será oportuna para aquellos que se alegran de estar en la ola navideña, de bondad y regalos...pero luego pasean por la calle sin atreverse a mirar a los ojos del necesitado.  Sea como fuere, entiendo que es la responsabilidad de Desarrollo Personal y Psicología, poner luz en esas zonas oscuras del ser.  La linterna del autoconocimiento está éticamente obligada a enfocar esas zonas evitadas. Porque nadie se ilumina fantaseando con figuras de luz, sino haciéndose consciente sus zonas oscuras.   Que son, precisamente las que hemos de trabajar. 

  Ser una propiedad de la sociedad que nos maleduca, en lugar de ser los dueños de nosotros mismos, es uno de esos desperdicios insoportables, que me hace sentarme cada día delante de este teclado para luchar por intentar aportar algo a tu desarrollo personal. Espero que te sirva lectora, y espero que tengas un FELIZ AÑO COMPLETO. 

S.V.R

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page