DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

CUANDO LAS EMOCIONES DAN MIEDO.

 

  No son pocos los artículos de Desarrollo Personal y Psicología referidos al miedo y a su poder incapacitante. En este caso, vamos a centrarnos en un tipo de miedo muy común: el miedo a los sentimientos y las emociones hacia otras personas.

  La esencia del miedo no es más que la amenaza velada de que vamos a sufrir. Es tal vez por esto, que en lo referido a los sentimientos, el miedo tiene tanto campo de influencia. 

  Sufrir el mal de amores da miedo, demasiado, hasta tal punto que muchas personas son incluso capaces de hipotecar la capacidad de enamorarse en aras de evitar un sufrimiento sentimental.  El miedo acaba siendo un asesino de ilusiones.

  Las personas que llegan a ese triste punto, en el cual se evitan la posibilidad de ser felices vía enamoramiento: son débiles, frágiles, están heridas. Y por extensión necesitan fortalecerse, para no huir, antes de volver a poder vivir todas posibilidades de dicha que nos dan las relaciones con los demás.

  Es lícito y comprensible que aquella persona que haya sufrido un traumatismo emocional derivado de una relación acabada de manera insatisfactoria, sufra un período de lesión e incapacidad emocional. Pero ha de tratarlo, rehabilitarlo y recuperarlo si quiere seguir adelante en el camino de ser feliz.   Evitar la emoción para evitar el dolor, es como evitar la vida para evitar la muerte.

  Una vida sin sentimientos es como un barco sin olas, se estanca, no avanza, tal vez no se hunda nunca pero nunca llegará a destino alguno, es un barco que nunca hará de barco. El ser humano es un ente emocional y sentimental, y eliminar ese aspecto del contenido, hace que el continente ya no pueda ser completo y feliz.

  La felicidad no es un negocio de intereses y pagos, no es un curriculum ni una biografía de objetivos logrados, es una sensación, es un sentimiento íntimo, y quien se ahorra los sentimientos... se ahorrará la felicidad.

 

 

  Animamos desde aquí en Desarrollo Personal y Psicología a que todas aquellas personas lesionadas en su capacidad de ilusionarse con nuevos sentimientos, nos soliciten atención y ayuda para lograr esa rehabilitación necesaria.   Pudiendo así seguir en la búsqueda de la felicidad.

 

 salvador velarde ruiz

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page