DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

 El mayor enemigo.

  Atravesamos la singladura de nuestra existencia entablando guerras contra enemigos intrascendentes.  Nos distraemos con lo accesorio mientras lo sustancial se escapa ignorado.  Desplegamos nuestro esfuerzo e invertimos nuestra energía en empresas de baja rentabilidad emocional.  Elegimos caminos que llevan a muchos sitios placebo, mientras la búsqueda esencial de la felicidad queda pospuesta.

  Esta situación tan artificial y carente de desarrollo personal, está configurada de manera inconscientemente voluntaria.  Sospechamos, pero renunciamos a esa sospecha aún a sabiendas que algo ignoramos.  Intuimos que hay algo en nosotros,  pero eso mismo nos incita a seguir huyendo.  De manera voluntaria, lo dejamos en el inconsciente.

 

  Conocer y entender la mente humana, es un trabajo mucho más sencillo de lo que todos creemos.  Solo se necesita una maniobra esforzada para empezar a entenderlo todo. 

  La magnitud de dicho esfuerzo irá  en función del grado de oscurantismo que cada uno haya perpetrado contra sí mismo durante su vida, y de la huella que una sociedad interesada en maleducar emocionalmente a las personas, haya dejado en nuestras creencias. 

  No será baladí el esfuerzo requisito, no será gratis la gran victoria. ¿Acaso algo bueno, lo es?

  No es ese el mensaje.  La idea escondida entre las líneas de este artículo, no es que sea fácil, sino que requiere solo un primer gran paso.

  Una primer movimiento para empezar esta batalla, y poder ganarle a esta vida, en la que el único resultado victorioso es ser feliz.

  A mis atrevidas lectoras, las que aún sigan ahí sentadas leyendo este artículo, a pesar de intuir que su final, les va a comprometer un esfuerzo íntimo:  enhorabuena, atended unas líneas más. 

  No obstante, quiero advertir en este renglón, que hay una última parte del crucero en la que la cobardía nos seduce para saltar del barco, esa es esta.  Renuncia a seguir leyendo, si quieres volver a la vida de las distracciones sociales, de las escusas compartidas, del autoengaño, o de la pereza en el crecimiento personal.

¿Sigues ahí?

¿Has decidido tomar la pastilla azul?

  Me alegro de escribirte, no esperaba menos de mis lectores.  Ahora os voy a presentar a vuestro mayor y real enemigo íntimo.  Os voy a poner delante de la mayor batalla que vais a luchar mientras la vida fluya por vuestras venas.

     Tu mayor enemigo es esa parte de ti mismo que no has elegido ser.

  Desgraciadamente, muchos viandantes de la singladura viviente, son por completo, esa parte que no han elegido ser.  Otros, alumbran con cierta consciencia madura, esas partes que la educación les puso, y las rechazan, haciéndolas convivir con sus YO elegidos y desarrollados voluntariamente.  Sea como fuere, la primera y única maniobra para empezar a ser cada vez más lo que tú eliges ser y cada vez menos lo que "Te han programado ser", es DESAPRENDER.

  Sentar al alma delante de su espejo y empezar a desnudarla de todos esos harapos para ocultar nuestra esencia.  Falsos trajes con los que nos ha vestido una sociedad empeñada en educarnos para ser un zombi que aparente pertenecer al gran rebaño.

  El primer paso y más difícil de caminar es ese, el DESAPRENDER, todo lo que no hemos elegido aprender por nosotros mismos.  Todas esas creencias sobre la vida, las personas, y las emociones que nos han inculcado poderes fácticos carentes de inteligencia emocional.  Todas y cada una, hemos de negarlas y extirparlas.  Debemos de desnudar nuestra esencia de lo accesorio y de las apariencias.   Y así estaremos limpios para empezar a aprender con íntima libertad.

  Permitíos unos instantes de reflexión para digerir lo abstracto de esta disertación sobre la mente y sus cadenas.  Y cada día, en cada instante de soledad con vosotros mismos, dejad paso a una visión crítica de lo que pensáis y lo que sois, a fin de cuentas lo uno precede a lo otro.    

  Preguntaros lo siguiente:  este pensamiento y creencia en concreto, ¿la he elegido yo con mi experiencia? ¿Es fruto del aprendizaje en esfuerzo maduro de desarrollo intelecto emocional que he emprendido voluntariamente?  ¿o ya estaba en mi cabeza desde antes?

  Espero no haberos abrumado con este complejo ejercicio de negación de las creencias, pero sea como fuere, y conlleve la dureza inherente que conlleve, merecerá la pena seguro, dejar de ser como te fabricaron, y empezar a ser y sentir como libremente elijes tú...

...Y así en el último suspiro de esta vida regalada, cuando estemos solos delante de ese túnel de imponente luz blanca, nos podremos hacer la pregunta final, y responderla con orgullo:

¿Soy la persona que quería ser?

 S.V.R

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page