DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
Positivo Vs Negativo
El hombre que no...
1440
El complejo Sherlock
Equivócate
Consecuencias
¿Por qué no ilusion?
El mejor estafador
¿Por qué te engañas?
El equipo de vida
Amor... ¿seguro?
Gafas antidisgustos
Los celos son malos?
Buscando una reina
Un dilema son dos...
Desenamorarse...
Inventar la bombilla
Vaciar la papelera
Emociones dan miedo
Etica del abordaje
La muerte de carpe
Sapos en príncipes
Comida x asociacion
Amor en la nube
Mirarse al espejo
Resaca de orgasmo
Resaca de orgasmo II
El síndrome ERD
Beneficio de la risa
¿Estresados?
Lo que no hemos...
La auto ignorancia
La teoría del árbol
La tristeza final
Micro decisiones
Los años que quedan
Nomofobia
Deseos coherentes
Autopsia de un ...
Rechazo que engancha
Matrimonio de ...
La mochila pequeña
Relaciones 2.0
Fusilamiento
El 2 grupo
Las sillas musicales
Retos de mejora
Fechas señaladas
El truco de Freud
El mayor enemigo
¿Estás preparada?
La falacia lógica
El músculo principal
el escondite
Pozos secos
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

EL EQUIPO DE VIDA

 

  Es curiosa la paradoja que nos encontramos en nuestro estilo de vida, dedicamos una ingente cantidad de tiempo a decidir y escoger cosas materiales de nuestro entorno: ¿Qué casa comprarnos?, ¿Qué coche?, ¿Qué ropa?, y así un sin fin de cosas más o menos accesorias para nosotros.   Sin embargo no dedicamos tiempo a escoger a nuestro equipo de vida.

  El equipo de vida es el grupo de personas importantes que dejaremos entrar en nuestra intimidad, lo representan los amigos y la pareja, fundamentalmente. El equipo de vida lo conforman las personas en las que confiamos.

  El equipo de vida no lo representa lo que viene de serie, podríamos decir. Esto es la familia y los compañeros de trabajo, jefes, etc; eso son elementos personales accesorios que nos rodean, y a los que tenemos que dar  un papel secundario. 

  Los afrontaremos como mejor podamos. Algunos nos harán tan felices que podrían entrar a pertenecer al equipo de vida, pero otros no tiene por qué. El equipo de vida no tiene cabida para los compromisos.

  La vida, la existencia y la búsqueda de la felicidad es un ejercicio colectivo, un ejercicio social que no podemos desempeñar solos, necesitamos unos colaboradores…necesitamos un buen equipo de vida.

  Por esto es bueno que sepamos elegirlo con un interés minucioso, las personas en quien confiamos, las personas que nos acompañan en la vida tiene que ser aceptadas voluntariamente. Cada uno ha de escoger y aceptar solo el tipo de personas, o actitudes personales de los otros, que le hacen sentir bien. 

  Tenemos la responsabilidad con nuestro propio bienestar, de rechazar a todo aquel que nos haga sentir infeliz, desgraciado, con baja autoestima, poco valorado. etc. No tenemos que asumir a un familiar que nos hace sentir desgraciados, no tenemos por qué aceptar a una pareja que nos lleva a la constante insatisfacción, no tenemos que permitir que nuestras supuestas amistades nos generen constante desconfianza y malestar.

 

 

  Uno solo puede conseguir cosas extraordinarias si se rodea de personas extraordinarias.

  Para cada uno será extraordinaria un tipo de persona y de trato, eso que lo elija cada cual, pero que lo haga de manera voluntaria y consciente. Y si no es así, que tome las fuerzas para rechazarlo con educación. No tenemos la obligación de dejar entrar en nuestra vida íntima a personas que no van a respetar nuestro derecho a sentirnos bien. No tenemos la obligación de dejar entrar en nuestro equipo de vida a personas que no nos vayan a ayudar a ser felices.

  De esta elección, del uso educado de este derecho a decir: “No voy a permitir que no me hagas feliz”,  depende gran parte de nuestro bienestar social general.  Uno de los pilares imprescindibles para sentirnos felices…

... Y por supuesto si queremos pertenecer a los equipos de vida de los que nos rodean, hemos de hacerles sentir bien y procurar tratarlos como ellos tienen el derecho a exigir.

  Salvador Velarde Ruiz

 

 

 

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page