DESARROLLO  PERSONAL  Y  PSICOLOGIA
INICIO
DESARROLLO PERSONAL
LIBRO "LA GUÍA...
AUDIO CONSEJOS
ARTÍCULOS
TÉCNICAS RELAJACION
DIVISION DEPORTE
CARNET DE CONDUCIR
AYUDA TÚ MISMO
Error fundamental
Escucha activa
Consejos no!
Ayúdate a ti
Dime cómo
MÚSICA RELAX
ENCUESTA
OBJETIVO
QUIENES SOMOS
 

3-CONSEJOS NO ¡GRACIAS! 

Cuando las personas nos piden consejo, muy a menudo lo que nos están requiriendo es nuestra aprobación. 

Tiene una necesidad, vienen ya con una intención predefinida y lo que hacen es buscar confirmadores, para ganar seguridad en su elección: “Necesito y quiero hacer esto, pero no estoy seguro, por favor ¡Dame la razón!”

En otras ocasiones el que nos pide consejo, en realidad nos está pidiendo que le escuchemos, que le comprendamos, y que le apoyemos, pero no le interesa una respuesta (incluso pidiéndola de manera expresa). Es más fácil o está mejor visto decir: “¿Tú que me aconsejas?”; en lugar de “Necesito que alguien me escuche”.

Los consejos se los lleva el viento… incluso los muy buenos.

Normalmente esto sucede por que quien los pide en realidad busca alguna de las dos motivaciones, antes expuestas.

Puede suceder también, que el consejero no haya captado bien la esencia del problema y proponga soluciones que no se ajustan a las necesidades del ayudado. (Entre otras causas porque no ha seguido nuestras recomendaciones en la sección “Ayuda tú mismo”). Y de esta manera aporta cosas que no son aplicadas al final.

 Ayudar bien a alguien no es darle un buen consejo, es conseguir que se entienda a sí misma, para que sea la propia persona quien logre darse el mejor consejo. 

Al final las personas terminan haciendo lo que su propia conciencia les aconseja, es por lo tanto nuestra mejor aportación: escucharles, ayudarles a aclararse ellos mismos, detectar alguna incoherencia en su propio discurso que ellos no ven desde su perspectiva, hacerles analizarse a ellos mismos desde otras perspectivas; y nunca intentar soltar una frase épica que les salve de su agonía.

 Es importante como ayudadores, que tengáis esto en cuenta si no la frustración llamará constantemente a vuestra puerta, cuando observéis como se desatienden vuestras recomendaciones. 

La única misión útil es atenderles con una buena escucha activa, apoyadles en sus decisiones y aclaradles sus propias ideas. Ahorraos el consejo y veréis como vuelven a vosotros en momentos difíciles. Y así, habréis hecho mucho por ellos.

 

 

 VOLVER AL ÍNDICE

 

Desarrollo personal y psicologia  | desarrollopersonalypsicologia@hotmail.com

to Top of Page